Cómo nos pueden avisar las aves de que existe el cambio climático


Cómo nos pueden avisar las aves de que existe el cambio climático

El cambio climático es una realidad, y es que de hecho la tierra siempre ha sufrido y seguirá sufriendo una serie de ciclos que la llevan a calentarse y enfriarse en lo que denominamos como calentamiento global y enfriamiento global. Sin embargo, el hombre tiene una cierta responsabilidad en el modo en que se están acelerando las cosas, de manera que vamos a hablar un poco acerca de esto y, por supuesto, también vamos a intentar identificar el modo en que las aves nos están avisando acerca de que, efectivamente, se avecina un cambio que será importante para la vida sobre la Tierra.

Cómo nos pueden avisar las aves de que existe el cambio climático

Las verdades y mentiras acerca del cambio climático

A día de hoy, todos oímos y hemos oído hablar acerca del cambio climático, y de hecho es algo que nos preocupa a un amplio porcentaje de la población.

Sin embargo, lo que ocurre siempre en toda sociedad, es que se tiende a magnificar las cosas y convertirlas en algo que realmente no son, y el cambio climático efectivamente se ve afectado por este error que nos lleva a no comprender realmente lo que ocurre.

Para que nos hagamos una idea, el cambio climático es una realidad, ya que se trata de un proceso totalmente natural que se ha producido en la historia de la Tierra desde que es habitable, es decir, exista o no el hombre, la Tierra siempre va a estar afectada por los cambios climáticos, ya que básicamente se trata de un proceso natural aunque nos lo hayan querido vestir como algo artificial.

Sin embargo, también es cierto que la mano del hombre está acelerando este cambio, es decir, la Tierra tiene sus períodos de enfriamiento global y calentamiento global, pero evidentemente se pueden adelantar e incluso atrasar dependiendo del modo en que evoluciona el planeta, lo cual significa que desde la emisión de gases hasta la altura de la cadena alimentaria pueden ser razones suficientes para que tenga lugar un cambio de la naturaleza tal y como la conocemos, y en este sentido, el clima evidentemente no es ajeno a ello, por lo que también se verá modificado antes de tiempo.

No debemos caer en el error de ignorar el cambio climático, pero tampoco debemos pensar que somos los únicos responsables de que se produzca.

Si los ciclos no fallan, a lo que nos acercamos ahora es en realidad a un enfriamiento global, puesto que lo último que se produjo fue un calentamiento global, pero el problema es que estos ciclos están tan separados el uno del otro, que realmente resulta muy complicado que una persona pueda conocerlos adecuadamente, es decir, nunca vamos a experimentar ni tan siquiera un ciclo completo como para poder conocer la entrada de dos, pero evidentemente la ciencia nos ha ayudado a entender que realmente estos ciclos se producen y, siempre y cuando mantengamos un nivel adecuado en materia de contaminación y respeto a la naturaleza, no lo vamos a adelantar, sino que se producirá con naturalidad y la Tierra seguirá su curso sin problemas.

También aprovechamos para recordaros que tanto el calentamiento global como el enfriamiento global son ciclos que pueden ser más o menos intensos, de manera que el último calentamiento global no fue tan fuerte como calentamientos y enfriamientos previos, pero el inconveniente es que no podemos saber lo que viene de cara al futuro, y es que lo más probable es que toque un enfriamiento global pero, ¿cuál será su intensidad?, ¿Podrá la mano del hombre influir en esta intensidad?

Evidentemente son incógnitas difíciles de aclarar, pero nosotros no tenemos que centrar en lo que verdaderamente podemos hacer, es decir, tratar adecuadamente la naturaleza, respetar y respetarnos como animales que somos, respetar y cuidar la cadena natural, y por supuesto evitar contaminar más de la cuenta pero no sólo para evitar la generación del cambio climático, sino con el objetivo de evitar intoxicar el medio antes de que dicho cambio tenga lugar.

migración aves

Es importante entender que el hombre no es tan poderoso como para poder acabar con la naturaleza, ya que antes de que el hombre pudiese provocar un cambio climático, la naturaleza se encargaría de exterminarlo, ya sea porque contaminaríamos en exceso nuestros ríos lo cual haría que no pudiésemos seguir subsistiendo, o el aire que respiramos, etc. Cualquiera de estas cosas nos va a matar antes a nosotros que a la naturaleza, por lo que, en vez de preocuparnos tanto por el cambio climático, debemos empezar a preocuparnos por nuestra salud y por la salud del medio natural que hay en nuestro entorno.

Los animales pueden modificar sus costumbres cuando se aproxima un cambio climático

Muy posiblemente hayáis escuchado aquello de que los animales son los primeros en darse cuenta de que va a ocurrir algo, y en este sentido cabe destacar que los hay que sí y los hay que no, pero dentro de los que sí son conscientes de estos cambios podemos prestar especial atención a las aves.

Hay que tener en cuenta que el ser humano nuestro que no sea capaz de percibir estos cambios, pero podemos adaptar el medio en el que vivimos para que siga siendo habitable, es decir, una vez tiene que migrar para poder subsistir y reproducirse de forma eficaz, mientas que los seres humanos podemos incluso vivir en zonas extremas con unas temperaturas muy elevadas o muy bajas gracias a que somos una especie avanzada y hemos creado sistemas que nos permiten hacerlo, lo cual evita que tengamos que emigrar.

El cambio en la migración de las aves es una de las mejores formas de comprobar que la climatología en todo el planeta está cambiando.

Sin embargo, esto no ocurría en los orígenes del hombre, con lo cual, un cambio en las temperaturas evidentemente empujaba a que los grupos cambiasen de lugar para tener una mejor calidad de vida y, sobre todo, para poder tener la garantía de encontrar el alimento que necesitaban.

En cualquier caso nos vamos a centrar en las aves y en la posibilidad de fijarnos en su comportamiento con el objetivo de detectar si realmente se está produciendo un cambio en el clima.

Por ejemplo, hay aves que han dejado de migrar puesto que han encontrado un lugar donde la temperatura se ajusta todo el año, por lo que se adapta a sus necesidades, mientras que otras realizan migraciones más cortas, y por supuesto otras se ven en la necesidad de cambiar de destino a lo largo de los años.

Esto puede llegar a afectar mucho más de lo que pensamos a la naturaleza, ya que por ejemplo debemos entender que somos una herencia de la historia de nuestros antepasados, es decir, nos hemos desarrollado de tal manera debido al desarrollo vivido por nuestros padres, abuelos, bisabuelos, y así hasta llegar al primero de los hombres.

cambio climatico migracion aves

Esto es lo que hace que unas características las consigamos desarrollar más, mientras que otras se van anquilosado con el paso del tiempo, hasta el punto que los animales llegamos a modificar nuestro físico debido a esta adaptación.

Aquí es donde puede estar el problema en cuanto a las aves se refiere, es decir, no debemos olvidar que, como hemos dicho antes, hay aves que hasta ahora habían migrado, pero debido a que la temperatura se ha normalizado en determinadas zonas, han dejado de migrar, lo cual significa que, si esto durase mucho tiempo, estas aves irían poco a poco perdiendo su capacidad de migración.

La buena noticia es que para que esto ocurra hacen falta muchos siglos, mientras que los cambios de clima son algo que se va produciendo con bastante regularidad, de manera que, con un poco de suerte, lo único que ocurrirá es que cuando tengan que volver a migrar, tendrán más pereza de la cuenta y se perderán más ejemplares de lo que se debería, pero básicamente se recuperarán y seguirán manteniendo el eslabón que ostentan dentro de la cadena natural.


Like it? Share with your friends!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *