Un hombre consigue escapar del ataque de un cocodrilo


Un hombre consigue escapar del ataque de un cocodrilo

El ataque de un cocodrilo habitualmente es devastador, pero hay ocasiones en las que parece que se enciende una bombilla y tenemos la suerte de escapar de lo que en principio sería una muerte segura. Esto lo que le ha ocurrido a este hombre del que os vamos a hablar, el cual ha logrado escapar, aunque no ileso, de un ataque que pensaba que ocurría en los últimos minutos de su vida.

Un hombre consigue escapar del ataque de un cocodrilo

Durante el ataque de un cocodrilo, es herido en la pierna

Su nombre es Nigel Gayle, se dedica profesionalmente a la electricidad y tiene tan sólo 48 años, una edad a partir de la cual ha vuelto a nacer, y es que pocas personas consiguen librarse de la muerte en el ataque de un cocodrilo.

Los hechos han ocurrido en el sudeste de Jamaica, más concretamente en la localidad conocida como Poor Man´s Corner.

Según parece, el hombre había estado trabajando a lo largo del día, de manera que, con el objetivo de descansar un rato y reponer fuerzas, se dirigió a la playa que le quedaba muy cerca.

Ahí fue cuando le apareció el animal, el cual no dudo en dirigirse hacia él para atacarle directamente, con el resultado de que acabó mordiéndole en una pierna.

Pese a que Gayle estuvo pidiendo ayuda, nadie consiguió escucharlo, de manera que tuvo que refugiarse dando lugar a la fatalidad tras el ataque del cocodrilo.

En vista de esto, el hombre comenzó a pedir ayuda pero no había nadie en la zona, por lo que se vio en la necesidad de defenderse solo.

En un momento de descuido, consiguió escapar del animal, y logró refugiarse dentro de una nevera que había abandonada en la zona.

Debido a que tenía una fuerte hemorragia en la pierna, sacó su cinturón y lo utilizó para realizar un torniquete y de este modo conseguir evitar perder más sangre.

Unos turistas encuentran al hombre dentro de una nevera

El hombre estuvo oculto en el frigorífico durante 12 horas, no olvidemos que con una fuerte hemorragia, momento en el que fue encontrado por una pareja que estaba paseando por la playa.

Rápidamente lo llevaron al hospital, donde fue atendido de las graves lesiones, pero debido a que había transcurrido ya demasiado tiempo, finalmente acabo perdiendo la extremidad más afectada.

No obstante, después de esta experiencia, el hombre considera que pese a todo tuvo una gran suerte, y es que, cuando se produce el ataque de un cocodrilo, muy difícilmente se consigue sobrevivir, y ni mucho menos tener la gran suerte de poder encontrar un lugar en el que esconderse como en este caso era la nevera, donde se pudo ocultar y, de este modo, evitar que el cocodrilo continuase con su ataque.


Like it? Share with your friends!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *