Mentir es cada vez más difícil por culpa de Internet


Mentir es cada vez más difícil por culpa de Internet

Vivimos en una sociedad que cada vez está mucho más controlada y dirigida, hasta el punto que prácticamente se sabe absolutamente todo lo relacionado con nosotros, hemos perdido una gran parte de nuestra privacidad. De hecho, está demostrado que cada vez es más difícil mentir por culpa de Internet, y es que, con tan sólo buscar un poco, nuestros datos, incluso aquellos que nosotros mismos desconocemos, están al alcance de muchos.

Mentir es cada vez más difícil por culpa de Internet

Mentir y decir la verdad, una estrecha línea ya inexistente

En primer lugar vamos a empezar teniendo en cuenta el hecho de que utilizamos redes sociales, programas, aplicaciones y un montón de contenido a través del cual vamos facilitando, a quién sabe quién, un montón de información y datos que son muy relevantes.

Por ejemplo, las redes sociales ponemos fotos de aquellas personas con las que estamos, de lugares donde visitamos, si tenemos o no descendencia, pareja, etc.

Decimos nuestros gustos, los sitios a los que nos gustaría ir, las cosas que nos gustaría comprar y un largo etc.

es decir, estamos facilitando voluntariamente un montón de datos que, en la mayor parte de casos, ni nos hemos preocupado por saber a dónde van.

Nos sorprende que haya tantas cosas gratuitas a día de hoy, es decir, ¿de que vive una red social cuando no nos cobra absolutamente nada?

Todo esto no es tan gratis como podamos imaginar, y es que detrás hay una ingeniería a través de la cual se van organizando todos los datos e información relacionada con los usuarios (e incluso con los que no son usuarios), la cual permanece en manos de terceras personas sin que lo sepamos.

Muchos han sido los cambios que se han intentado realizar en materia de protección de datos, pero básicamente lo que se hace es poner una pequeña capa por encima del problema real, con lo cual todavía afirma más nuestra sensación de seguridad frente a una amenaza que puede llegar a costarnos muy cara.

Mentir y decir la verdad, una estrecha línea ya inexistente

Pero no sólo debemos preocuparnos del problema de esa información que nosotros estamos vertiendo voluntariamente, es decir, la cosa no se soluciona con decir sólo aquello que no nos importa que se sepa, o con no utilizar las redes sociales, y es que todo esto va mucho más allá.

Básicamente vivimos en un Gran Hermano donde todo es completamente gestionado, y ninguno de los pasos que damos a través de Internet o de cualquier tipo de aplicación que se conecte a la Red, para pasar desapercibido.

De hecho, no tenemos más que observar que todos los juegos y las aplicaciones a día de hoy tienen conexión a Internet, cuando, hace realmente poco, nos entreteníamos sin la necesidad de estar siempre conectados, pero es que evidentemente, todo esto es una serie de información y sistemas a través de los cuales se obtienen beneficios a partir de la información que nosotros vamos ofreciendo voluntaria e involuntariamente.

Seamos francos, ¿para qué necesita una aplicación que transforma tu teléfono en una linterna tener acceso a tus fotografías, contactos o acceso a Internet? Evidentemente, para recabar y transmitir información, no hay otra justificación.

Cuando realizamos una búsqueda en Internet, cuando ponemos nuestro peso en esa aplicación, cuando enviamos un mensaje… ¿Sabemos realmente dónde va a parar toda esa información?

Evidentemente no, y eso es lo que hace que sea tan peligroso, que estemos tan vendidos en este sentido, hasta el punto que, por ejemplo, si vamos a hacer una entrevista de trabajo, va a llegar un momento en el que va a ser imposible mentir, porque la empresa ya lo sabrá todo sobre ti incluso mejor que tú mismo.

Sabrá si tu color favorito es el naranja, si te gusta la pornografía, si eres más de pescado que de carne, tus tendencias sexuales (no es una redundancia), sabrá cuánto cobrabas, cuánto vas a cobrar y cuanto te gustaría ganar, sabrá si aquel viaje que lo inventaste, sabrá simientes a menudo, sabrá si eres una persona transparente o no, si tienes ansiedad, si tienes tendencia a deprimirte, conocerá que de pequeño tenías un forúnculo, el número de empastes…

Lo conocerá absolutamente todo…

Consejos para evitar convertirte en una extensión de Internet

Evidentemente estamos ante uno de los mayores problemas en cuanto a protección y privacidad se refiere en el siglo XXI, ya que es prácticamente imposible protegernos al 100% de esta situación.

Mentir y decir la verdad, una estrecha línea ya inexistente

Sin embargo, hay pequeñas cosas que podemos hacer y tener en cuenta para estar prevenidos, reducir la información que obtienen de nosotros, y en la medida de lo posible, guardar para nuestro interior algún secreto que todavía no haya sido desvelado:

  • Recuerda que Internet no es anónimo, para nada, ni utilizando navegadores ocultos.
  • Nunca hagas clic en ningún enlace que no sepas de dónde viene, ya que no sólo puede ser una infección, sino que podemos transmitir sin querer una información de forma innecesaria.
  • Las redes sociales son un regalo para este tipo de ingeniería social, así que debes empezar a utilizarlas adecuadamente.
  • No instales ni utilices aplicaciones o juegos que no te interesen realmente.
  • Antes de aceptar los permisos de cualquier juego o aplicación, léelos bien y estudia si realmente son necesarios.
  • Nunca te fíes de absolutamente nada, ya que tus datos lo puedes robar desde un lamer hasta incluso una gran empresa.
  • Los teléfonos inteligentes y tabletas envían información incluso estando desconectados de Internet y con el GPS apagado.
  • Esa plataforma donde añades comentarios para contar tus experiencias con productos o servicios, es en realidad un método para recopilar información.
  • Cada paso que das en el mundo de la tecnología, queda registrado, tanto si lo das tú como si lo da a cualquier otra persona.
  • La mejor forma de dificultar el acceso a la información es mentir sin límites a través de Internet, aunque os recordamos que la ingeniería social está tan desarrollada que es una tarea prácticamente imposible.

Like it? Share with your friends!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *