Los lugares de Europa más insólitos para viajar


Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Europa es sin duda uno de los mejores continentes para viajar, y que pone a nuestra disposición todo lo necesario para vivir una experiencia diferente, cultural, entretenida y, en definitiva, con todos los ingredientes para que sea inolvidable. En esta ocasión vamos a conocer los lugares de Europa más insólitos para viajar, una colección de destinos que os harán ver el turismo de una forma completamente diferente.

Grüner See en Austria

Se trata de uno de los lagos más espectaculares que podemos encontrar en toda Europa.

Está ubicado en Austria, y su particularidad se debe a que puede estar o no estar, es decir, dependiendo de la temporada, hay un lago o no hay absolutamente nada.

En total alcanza 2 m de profundidad durante el invierno, y en verano puede llegar hasta los 12 m.

Giethoorn en los Países Bajos

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Otro lugar también fantástico si lo que estáis buscando es un sitio insólito y poco habitual.

Se trata de una ciudad totalmente tranquila, pero tranquila de verdad, ya que no hay tráfico, puesto que los medios de transporte son exclusivamente el barco o no queda otra que andar a pie.

No hay ninguna carretera en esta aldea rural, y esto es gracias a la gran cantidad de canales navegables que hay repartidos por todo el territorio, consiguiendo de esta forma no sólo un aspecto único, sino también la ventaja de disfrutar de la más pura tranquilidad y relajación.

Viganella en Italia

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Ahora viajamos hasta Italia para conocer un lugar muy particular, ya que debido a su disposición y accidentes geográficos, no recibe la luz del sol durante tres meses al año.

Concretamente, desde el 11 de noviembre hasta el 2 de febrero, el sol pasa por detrás de las montañas que hay en la parte alta, por lo que disfrutan de la luz pero no del sol directo.

Sin embargo, el arquitecto Giacomo Bonzani ha diseñado un proyecto que fue puesto en marcha en diciembre del año 2006 que se trata de un sol artificial, de manera que un espejo de grandes dimensiones refleja la luz hacia el pueblo, y para conseguir la máxima eficiencia, el sistema está completamente controlado a través de un programa informático.

Setenil de las Bodegas en España

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Se trata de otro de los lugares de Europa más insólitos, y en esta ocasión viajamos hasta España, concretamente a Cádiz donde vamos a tener la posibilidad de visitar casas que se encuentran instaladas en la propia roca.

No son casas cueva, sino edificios para los que se ha aprovechado la piedra en parte de su estructura.

Elistá en Rusia

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

En la parte europea de Rusia tenemos la posibilidad de conocer este lugar tan llamativo.

De los distintos lugares que podemos visitar en este destino, destaca el City Chess, una auténtica ovación a este juego que fue creada por Kirsán Ilyumzhinov, el que fue presidente desde el año 1993 del año 2010, y a su vez también era presidente de la Federación Internacional de Ajedrez.

Longyearbyen en Noruega

Se trata de la ciudad más septentrional de todo el planeta, y de hecho, tiene una particularidad bastante curiosa que es una ley en la que se prohíbe morir a los que haya en ella.

Es decir, aquí está prohibido morirse, y para ello, a partir de los 69 años, los habitantes tienen que irse a otro lugar donde se puedan morir legalmente.

La razón de esta curiosa ley se debe a que, debido a las bajas temperaturas, los cuerpos tardan mucho en descomponerse, y no lo hacen con facilidad precisamente, de manera que en 1950 se impuso esta ley que obligaba a abandonar la ciudad cuando se alcanzaban los 69 años.

Uzupis en Lituania

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

En Lituania y un lugar llamado Uzupis donde el noveno artículo de su constitución dice “Todos tienen derecho a ser perezosos y a no hacer nada”.

Este lugar se autoproclamó como república independiente, de manera que tiene su propia moneda, su propio himno e incluso su propia bandera, la cual va cambiando en cada estación.

La constitución tiene en total 41 artículos, y algunos de ellos son bastante particulares como por ejemplo el artículo 37 que reza “Todo el mundo tiene derecho a no tener derechos”, o el artículo 40 que es “No te defiendas”.

Lago de Resia en Italia

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Otro lugar también interesante, donde tendremos la posibilidad de ver un precioso lago donde, cosas de la vida, se levanta un campanario de la profundidad de sus aguas.

Esto se debe a que hace unos 60 años, había un total de tres lagos naturales, pero dos de ellos fueron unificados con el objetivo de establecer una presa.

Al hacer esto, la localidad conocida como Curon se quedó sumergida por completo, y de hecho, a día de hoy lo único que se puede ver de ella es su campanario.

Otro detalle llamativo es que, durante el invierno, debido a las heladas, sacaba congelando el agua del lago, por lo que se puede ir andando hasta el campanario.

Llanfair PG en el Reino Unido

Llanfairpwll no es un pueblo cualquiera, y buena muestra de ello es que su nombre completo es Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch, lo que traducido significaría «Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja«.

En total cuenta con 58 caracteres, convirtiéndose así en el tercer nombre más largo de todo el planeta.

Su nombre original era Llanfair Pwllgwyngy, pero en el siglo XIX, un consejo decidió modificarlo al que utiliza actualmente con el objetivo de convertirse en la estación ferroviaria con el nombre más largo de todo el país.

Calzada del gigante en el Reino Unido

Los lugares de Europa más insólitos para viajar

Terminamos con uno de los lugares que seguramente habréis conocido también por fotografías o habréis escuchado hablar sobre el.

Se trata de un lugar del Reino Unido imprescindible y si viajamos a la isla, y es que tenemos un paraje natural con aproximadamente 40.000 columnas de basalto que se remonta a unos 60 millones de años.

La leyenda dice que había dos gigantes, uno de ellos escocés y el otro irlandés, los cuales se tiraban rocas, de manera que, sin darse cuenta, acabaron construyendo un campo de piedra sobre el mar.

Sin embargo, en un momento dado, el gigante escocés recorrió el camino que los separaba con el objetivo de derrotar a su adversario, el gigante irlandés, pero una vez que llegó, se dio la vuelta y volvió a casa, pisando con fuerza las rocas y dejando lo que a día de hoy se conoce como la Calzada del gigante.

Si todavía sigues con dudas en relación al destino o europeo que elegir para tu próximo viaje, entonces también te interesará echar un vistazo a la clasificación de TripAdvisor con los destinos más populares del continente.


Like it? Share with your friends!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *